Capítulo 24

Habían pasado ya cuatro semanas. Dos de ellas las había pasado inconsciente, otra la pasé a base de dosis y dosis de pastillas con las que los psicólogos pretendían curarme de algo tan impensable como mis ganas de suicidio, y la última... no estuvo nada mal.

Me trasladaron a una habitación compartida. Al principio no me hizo mucha gracia porque está científicamente comprobado que era muy pudorosa, pero a medida que conocí a mi compañera las cosas fueron mejorando.

Se llamaba María. La había visto varias veces merodeando por el instituto, tenía la misma edad que yo pero había repetido un curso. María tenía el pelo negrísimo, rizado y muy corto, tanto que a veces parecía un chico. Era una chica paciente, y sabía escucharme. Yo no conocía por qué razón estaba en el hospital, prefería no saberlo. Poco a poco comenzamos a tener confianza: empecé a hablarle de Hugo y de Vero, a los que ya conocía con anterioridad, y, por qué no, de Cespe.
Ella siempre me escuchaba atentamente, con los ojos como platos. Empatizaba muchísimo, tanto, que cuando Vero venía a visitarme y yo me hacía a la idea de que estaba muerta, Vero comenzaba a contarle sus problemas sin apenas conocerla. "Tiene un don", pensaba yo, y al momento me reía. Quizás así me libraba un poco de las tensiones del hospital.

Además, ya no me sentía sola. María era prácticamente la amiga perfecta, jamás me traicionaría.

Y, ahora hacía dos días que María se había marchado de la habitación, se había ido por fin a casa, aunque debía venir a menudo a una rehabilitación, pero era como si siguiese ingresada conmigo: se pasaba horas y horas que podría estar disfrutando con sus amigas tendida en el suelo del cuarto apoyándome en todo. Eso era una amiga, una amiga de verdad.

María se encontraba, como siempre, conmigo en la habitación enviándome música al móvil cuando me llegó un mensaje de Cespe. Quería quedar conmigo. Al leerlo las dos sonreímos, y más aún cuando recordé que Hugo no se había dignado a mandarme un mísero mensaje durante mis días hospitalizada.
Cespe... no estaba tan mal...

7 comentarios:

YaSs dijo...
5 de febrero de 2010, 15:15

me encantaaa!!^^ a ver q pasa con cespeee.. estare esperando el siguiente capitulo :) Besos! por cierto cada vez se pone mas interesante la historia ^^

mayte dijo...
5 de febrero de 2010, 15:18

¡Muy corto! me gusta, pero es muy corto.

_-_-_-_-_ dijo...
5 de febrero de 2010, 17:31

Hola que bien que hallas escrito otra vez, el cap. es un poco corto pero esta bien.

Iree dijo...
5 de febrero de 2010, 18:12

Hi! Ya tienes una nueva seguidora ^^ me acabo de leer todos los capitulos: me encanta como escribes, me encanta tu historia, y me encanta tu blog!! =D Pobre Ester... y vaya con Hugo ¬¬

Sólo por ti dijo...
6 de febrero de 2010, 7:34

Waaaa!! nueva seguidoraa!! :D jaja me hace mucha ilucion que el blog vaya remontando :)

me alegro qe guste.

proximo domingo capi. #25!

YaSs dijo...
7 de febrero de 2010, 15:24

Solo por ti tienes un premio en mi blog :) Pasate ^^

albita dijo...
12 de febrero de 2010, 16:27

esta chulo pero esta un poquito corto.¡bueno seguire leyendo!

Deja un comentario

Para comentar, escribe tu comentario y, a continuación selecciona tu perfil de Blog. Si no tienes blog, selecciona Nombre/Url; escribe tu nombre o nik y deja Url en blanco.

Si el cuadro de verificación te sale cortado, escribe tu comentario y, tras esto, pon el ratón sobre la "V" de "Vista previa", en el recuadro blanco. Desde ahí arrastra hacia abajo hasta que te salga el cuadro de verificación completo.

Volver al inicio Volver arriba Sólo por ti. Theme ligneous by pure-essence.net. Bloggerized by Chica Blogger.