ÚLTIMO CAPÍTULO

Tras la puerta entreabierta se asomó una silueta que en seguida reconocí. Quizás fue el rencor, quizás la ira, quizás la incosciencia pero, fuera por lo que fuese, María recibió un buen puñetazo que la dejó tirada en la entrada de la casa sangrando notablemente por la nariz.
¿Qué rayos hacía María en casa de Hugo? No me importó el motivo de su estancia ni su nariz rota. Simplemente seguí caminando a lo largo del pasillo apretando los puños hasta que encontré a Hugo sentado en el sofá de la sala de estar en un estado caótico: temblaba, miraba asustado y frotaba constantemente sus manos contra la tela azul de sus pantalones vaqueros. ¿Estaba arrepentido de lo que le había hecho?
- Ester, tengo miedo.- dijo aún más tembloroso mientras me hacía señas para que me acercara a él.
- ¿Por qué le has matado?- me senté en el sofá, a su lado, y acaricié suavemente su rodilla.
- ¡Yo no he sido, Ester! Ha sido ella...- dijo susurrando.- Ella le ha matado, y ahora me quiere matar a mí.
- ¿Quién, Hugo?
- María.
¡¿Qué?! Me levanté súbitamente y agarré a Hugo de una muñeca para correr con él hacia una salida. Pero María apareció en el salón antes de que pudiéramos dar un paso. En una mano llevaba un ladrillo mientras que con la otra se tapaba la nariz, que aún sangraba.
Ya sabía cuál era mi final, y era una causa perdida luchar para evitar lo inevitable, así que me situé frente a Hugo y le di un beso mientras María aprovechaba para acercarse amenazante.
Ahora estoy en el hospital. Mis padres lloran, Vero también. Creo que Hugo está muerto, pero no me importa, porque siento como en breves momentos tendré que dejar de escribir para estar con él de nuevo. Moriré vestida de verde y aún con el sabor de sus labios en mi boca. Ahora entiendo por qué estuvo María en un hospital, por sus ataques homicidas. Me gustaría despedirme de Vero y de Álvaro, les voy a echar de menos.
Pero tengo que dejar de escibir, se me están durmiendo los brazos. Cambié mi vida por amor y ahora esto se verá recompensado: estaremos juntos eternamente. Mi vida ha merecido la pena sólo por ti, Hugo...

6 comentarios:

♪♥Ale♪♥ dijo...
4 de abril de 2010, 18:52

Hay que final, no me lo esperava valla final fue genial ☺.

Iree dijo...
6 de abril de 2010, 19:47

TvT precioso!! TTvTT :D no melo esperaba para nada!!!! O.O waaao!!! :D es triste, pero precioso... y tambien bonito :) solo por el... wao. en serio. sigo en shock. pero me encanta. precioso. genial... O.O presenta la historia a un concurso!!!! :D

Sólo por ti dijo...
7 de abril de 2010, 22:57

Ale, Iree.. comentando has el final.. me gusta ;)
me alegro de qe gustase, y me alegro de haberte dejado en estado de shock iree, voy llamando a la ambulancia? jaja.

un concurso? no me lo habia planteado! habria qe buscar cuál y todo eso, pero investigaré. si sabeís dónde puedo presentarlo, decídmelo por favor!

Iree dijo...
8 de abril de 2010, 19:57

xDD >.< iré mirando por ahi a ver qe encuentro ^^

mhay dijo...
17 de abril de 2010, 18:44

el final de la historia es I.N.C.R.E.I.B.L.E.!! de verdad! no me lo esperaba para nada! me encanta la historia! me la he leído en un día! de verdad! está genial!

Mayte dijo...
6 de mayo de 2010, 19:40

Es increible... me encanta. Que bonito

Deja un comentario

Para comentar, escribe tu comentario y, a continuación selecciona tu perfil de Blog. Si no tienes blog, selecciona Nombre/Url; escribe tu nombre o nik y deja Url en blanco.

Si el cuadro de verificación te sale cortado, escribe tu comentario y, tras esto, pon el ratón sobre la "V" de "Vista previa", en el recuadro blanco. Desde ahí arrastra hacia abajo hasta que te salga el cuadro de verificación completo.

Volver al inicio Volver arriba Sólo por ti. Theme ligneous by pure-essence.net. Bloggerized by Chica Blogger.